Tiempo, dinero y dolor: Qué tan deficiente es el sistema de salud en Chile

Por Valentina Cortés, Francisca Tureuna y Loreto Zúñiga

El artÍculo 19 de la Constitución chilena, asegura el derecho a la protección de la salud, «protegiendo el libre e igualitario accesos, ya sea a través de instituciones públicas o privadas». Pero, ¿se esta resguardado el derecho a la salud?

Los indicadores hablan de Chile como unos de los mejores sistemas en latino américa y muy cerca de los países desarrollados. Sin embargo, quedó demostrado, luego de la contingencia y la primavera revolucionaria del 18 de octubre del 2019, que el sistema público como privado tienes demasiadas falencias.

¿Como funciona sistema de salud en Chile?

El sistema de salud en Chile, consiste en una sistema mixto, en donde por un lado se encuentra el Fondo Nacional de Salud (FONASA), en la parte pública, y las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES), por la vía privada.

El primero es un organismo público de los fondos nacionales , en este existen cuatro grupos de calificación mediante letras. En A y B la atención en hospitales y consultorios públicos es gratuita, en tanto el grupo C y D deben pagar arancel si se atienden en el sistema publico.

A pesar de que el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, definió nuestro sistema como el mejor del mundo, existen listas de espera que nunca avanzan, gente que se endeuda por el sistema privado y tratamientos que no están respaldados por FONASA, ni por ISAPRE. arreglar también

Ambos sistemas tienen la obligación de cubrir enfermedades garantizadas a la fecha como una enfermedad incluida en la lista de cobertura Garantías Explícitas en Salud(GES). La que incluye 85 patologías hasta la fecha. 

Sin embargo, ¿Qué sucede con el resto de patologías que no están cubiertas bajo el sistema?. Pese a que se  intente abarcar las fallas del modelos, los problemas asociados a lo financieros y sobre la calificación de una enfermedad como GES, caen en la burocracia.

Miguel Carrasco, médico de la Clínica alemana de Valdivia, explicó que, ¨todos los tratamientos deben estar cubiertos por la salud pública, sin embargo el problema radica en la demora de entrega de horas¨

Los olvidados por el sistema, enfermedades sin cobertura

La obesidad, la hipertensión arterial, el síndrome metabólico y la diabetes mellitipus 2, son las enfermedades más recurrentes en la población chilena. Pero solo dos de ellas están consideradas dentro de la cobertura Fonasa.

El síndrome metabólico, y obesidad no son parte del sistema y las personas que lo padecen pueden recurrir al tratamiento solo cuando la enfermedad evoluciona, ya sea en diabetes o hipertensión.

( poner más datos y porcentajes)

Los tratamientos para trastornos de conducta alimentaria (TCA),en los que se incluye la bulimia y anorexia, no están cubiertos por ninguna previsión, y su tratamiento particular es excesivamente costoso. Esto sin incluir los medicamentos y tratamientos tanto psicológico como de nutrición.

Be Sociable, Share!