Sename: ¿Protección o mas daño?

sename-ninos

La confianza es un sentimiento de poder creer en que alguien será capaz de actuar de la manera adecuada frente a determinada situación, pero esto es precisamente lo que se ha perdido en el sistema encargado de la protección de menores en Chile.

El Servicio Nacional de Menores (Sename), es un organismo del gobierno dependiente del Ministerio de Justicia y colaborador del sistema judicial. Se creó el 10 de enero de 1979 pero entró en funcionamiento el 1 de enero de 1980 con el fin de proteger a niños(as) que sufran vulneración a sus derechos, regular la adopción y también trabajan en la reinserción de adolescentes que hayan cometido un acto delictual.

Miles de niños/as a lo largo de nuestro país esperan día a día la llegada de una familia nueva o volver a las suyas y en la espera que a veces puede resultar mas larga de lo común Sename se encarga de cuidarlos y acogerlos, sin embargo,  en este último tiempo se han ido conociendo casos sobre abusos y maltratos dentro de las dependencias de estos recintos, lo que provocó el cuestionamiento de los chilenos acerca de la confiabilidad de estos lugares y lo perjudicial que realmente son para nuestros niños en condiciones vulnerables.

A continuación, esta línea de tiempo mostrará los hechos que más marcan la crisis del Sename

Como institución, ninguno de sus centros queda fuera de estas acusaciones, tampoco Valdivia. En la Región de Los Ríos actualmente existen ocho residencias bajo la supervisión de Sename, organismo que, en sus últimas estadísticas sobre los ingresos al plan de protección infantil, exhibió una alta cifra de ingresos.
Sobre las acusaciones de maltratos y malas prácticas sobran los testigos que pueden dar fe sobre estos hechos ocurridos al interior de los centros de menores, personas que lamentablemente tuvieron que pasar por la institución.
El desarrollo libre, la seguridad, protección y crecer en familia son algunos de los derechos que tienen los niños/as, pero ¿se respetan estos dentro de los recintos?

Derechos dentro de Sename

IMG_5098
Oficina Sename ubicada en Perez Rosales Fotografía: Daniela Cabrera

Gloria Baeza, ex educadora de trato directo en el hogar “Niño y Patria” señaló que en los hogares se ingresa a los menores, se les da techo y comida, se respetan los derechos de los niños (evitar al máximo el maltrato hacia ellos), pero los que a veces no respetan a sus cuidadores ni compañeros son los mismo ingresados al Sename, ya que denuncia que existen casos donde los funcionarios son los que reciben agresiones por parte de los adolescentes.

Estas denuncias de parte de los funcionarios se repiten en la actualidad siendo el caso más reciente el ocurrió el 21 de noviembre cuando encargados del Centro de Menores Las Gaviotas en Valdivia, se tomaron el recinto para exigir mayor seguridad en sus lugares de trabajo y denunciar la existencia de drogas en el interior.

Roberto Giubergia,  supervisor técnico de la unidad de protección de derechos en Sename Valdivia, afirma que cada cierto tiempo se reciben denuncias de maltrato tanto de menores como de trabajadores pero que tampoco es muy habitual y la investigación sobre estos casos está totalmente a cargo del Ministerio Público, quien se encarga de analizar caso a caso con precaución para tomar las medidas necesarias.

Supervisión en dependencias de Sename

En cualquier contexto familiar observar a un niño 24/7 es imposible y lo mismo pasa en los centros Sename donde  la tarea de supervisar a todos los menores no puede ser en un 100%. Las educadoras de trato directo son las encargadas de esta función, pero ellas mismas afirman que es una tarea difícil cuidar a un grupo de jóvenes, a veces por la falta de personal para la cantidad de niños que hay y siempre existen lapsos donde se pierde la supervisión de alguno de ellos, momentos en los cuales  crece la posibilidad de situaciones de violencia entre compañeros.

Los centros Sename son supervisados una vez al mes para plasmar en un informe los avances con los menores, la infraestructura de los hogares, funcionamiento de lugar, observaciones positivas o negativas del recinto y así hacer mejoras, bajo estos informes, los encargados de la supervisión en los centros Sename de Valdivia, afirman que la realidad local difiere mucho de la realidad del resto del país.

Falta de recursos

20171206_234424
Juego de niños/Fot:Daniela Cabrera

Las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), publicó un estudio en el cual señaló que por cada tres meses que un niño este en una institución, pierde un mes de desarrollo, ¿cómo combate esto Sename?
Respecto a esto, el servicio nacional de menores responde que evitan a toda costa ingresar a niños y jóvenes a instituciones, esto es ocupado como último recurso, pero cuando no hay más opciones, tratan de darle la mejor estadía a estos niños, aún así, se acusa no tener los recursos económicos necesarios para las necesidades que existen.
La forma en que se estructuró el financiamiento del Sename se definió en la ley 20.032 el año 2005 pero los recursos que se dieron en ese año ya no cubren en su totalidad los gastos de hoy y no permiten un gran desarrollo en los menores.
Un matrimonio que apadrino a un pequeño en el tiempo en que Carabineros de Chile fue responsable del hogar Niño y Patria nos comentó que siempre estaban comprándole ropa y cosas, lo sacaban en el día para que pasara tiempo con ellos y su familia, pero llego un momento en el que las mismas personas que trabajaban ahí les dijeron que no le llevaran más cosas porque los niños más grandes se quedaban con todo.

Gloria Baeza recalca que, en sus 24 años de servicio en los centros de menores, siempre hicieron falta materiales para trabajar, sin embargo, Sename señala que la escasa entrada de dinero tiene que ver con el pago de profesionales y educadoras.
Los recursos son limitados y muchas veces solo alcanza para la alimentación o necesidades muy básicas de los menores por lo que se pide una modificación en la ley.


Medicación 

ejoejo
Roberto Giubergia hablando sobre Sename en UST, Valdivia/ Fotografía: internet

Cuando un niño o adolescente llega con algún trastorno, actitudes desafiantes o violentas a un centro de cuidado de menores, se cita a revisión con profesionales (sicólogos, siquiatras, neurólogos) para conocer si el menor amerita ser medicado.

 

Esta práctica es cuestionada debido a que no se sabe si existe un real control respecto a las drogas recetadas. Roberto admite que existen muchos jóvenes que consumen pastillas, pero afirma que son bajo receta médica, con un previo análisis de profesionales y con supervisión de los funcionarios a cargo. Si bien esta práctica es común, sabe que afecta al desarrollo de los jóvenes, por eso se trata de evitar este tratamiento. No se puede dopar a un menor todo el día porque eso sería vulnerar sus derechos, lo cual sería una contradicción respecto a la misión que debería cumplir el Sename.

Opinión ciudadana

Debido a la información recaudada anteriormente nace la pregunta, ¿por qué si el sistema presenta tantos beneficios para nuestros jóvenes -según lo comentado por el supervisor técnico de la unidad de protección de derechos de Sename Valdivia- el sistema es tan cuestionado?
Valdivianos nos entregaron su opinion y sus respuestas concuerdan en que es debido a que el sistema no es claro respecto a sus funciones y responsabilidades por lo que no creen en esta institución. Sus respuestas se basan en las noticias e informaciones publicadas en los medios de comunicación.

Las ex educadoras de trato directo que prestaron servicios por años a Sename afirman que este sistema es mal visto porque no funciona, no existe una real reinserción de los adolescentes a la sociedad, no hay recursos ni materiales para el desarrollo de los menores y esto es visible públicamente mientras tanto, Sename señala que la gente no está bien informada y existe un gran desconocimiento sobre el trabajo que se realiza. Respecto a esto, responsabilizan a los medios de comunicación y el mal uso periodístico acerca de las informaciones.
El reportaje demuestra las grandes falencias del Sename y es posible concluir que el Servicio Nacional de Menores necesita un cambio urgente. Es necesario que tengan la capacidad de llegar donde los colaboradores no pueden, se necesita un cambio de ley para mayores recursos y mejor desarrollo de pequeños que en estos momentos están siendo vulnerados, una institución sin lucro y sin influencias políticas que solo centre su atención en los verdaderos necesitados.

Be Sociable, Share!