28
Dic
Off

Lo$ Millone$ que el Cau Cau $e llevó

Por Vicente Birke y Mariana Urenda

Valdivia se caracteriza por estar flanqueada por una serie de ríos, lo cual a lo largo de su historia a obligado a la construcción de puentes para el buen funcionamiento de la ciudad.

Durante los últimos 15 años el parque automotriz a nivel nacional ha crecido de manera exponencial, generando graves problemas de conectividad, sobre todo en localidades que no se encuentran preparadas para dicho fenómeno.

En paralelo al aumento en la cantidad de automóviles, Valdivia comenzaba a mejorar su propia conectividad con un puente que uniera los sectores de Las Animas e Isla Teja.

A lo largo de los años, y mientras el tránsito vehicular crecía de la mano del parque automotor, y del turismo, de a poco se volvió más y más importante la existencia de un puente.

El primer intento serio de construir el viaducto surgió en 2006, cuando se abrió el concurso de licitación pero el proyecto no prosperó debido a la falta de fondos asignados a la construcción.

En el timeline presentado a continuación se de tallan algunos de los acontecimientos más importantes alrededor de el famoso puente.

   

Aunque los fondos de la construcción del puente fueron aprobados en noviembre de 2010, la obra no comenzó hasta un año después debido a los trámites de licitación, donde la empresa española AZVI se alzó como la vencedora entre un grupo de 14 empresas que aspiraban a realizar la obra.

Luego de un par de años, y tras múltiples anuncios del gobierno, los medios de comunicación nacionales anunciaron lo que sería el comienzo de una serie de problemas cuyas repercusiones aún se sienten. El topógrafo a cargo de la obra no estaba habilitado para practicar dicha profesión. Sin embargo, la gran polémica vendría meses después, cuando La Seremi de Obras Públicas de la época, Heidi Machmar, anunció que los brazos basculantes habían sido erróneamente instalados.

Al anuncio del ejecutivo siguió una querella presentada por un grupo de autoridades de la ciudad encabezadas por Alfonso DeUrresti, entonces diputado por la XIV región y presidente de la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados, y Omar Sabat, Alcalde de Valdivia, lo cual ya indicaba el descontento de los ciudadanos, el cual solo crecería en los meses y años venideros.

A continuación se presenta una infografía sobre el proyecto y sus cómo, cuánto, y por qué.

La polémica del Cau Cau no quedaría ahí, pues durante meses fue parte de las portadas de múltiples medios nacionales, incluso llegando a tener cobertura internacional por parte del programa “Horror de Cálculo” (Incredible Engineering Blunders: Fixed) del canal Discovery Science.

Paralelamente, el conflicto trascendía de la discusión mediática, llegando a las calles en la forma de protestas vecinales, de las cuales la más destacada fue una marcha organizada por la comunidad de Isla Teja, quienes eran los más afectados por la falta de conectividad en la ciudad, la que se traducía, y se sigue traduciendo en largos embotellamientos para cruzar el puente Pedro de Valdivia. Al respecto, Ximena Lunecke, vecina del sector, comentó “era necesario que salieramos a marchar para mostrarle nuestro descontento a las autoridades, porque esto ya no da para más, así no se puede vivir” .

Salto al futuro, y la realidad vial de Valdivia ha visto cambios sustanciales. Por un lado, en Abril de 2018 el gobierno de Sebastián Piñera anunció, luego de evaluar diversas posibilidades, dentro de las que se incluían la reparación o la demolición de la construcción, que finalmente, el puente Cau Cau será reparado. El costo final de la construcción sumando el presupuesto inicial y el gasto de los arreglos inesperados, alcanzaría para la construcción de dos puentes basculantes.

Actualmente el puente Cau Cau luego de aprobar diversas pruebas de peso, se encuentra en funcionamiento pero sólo en modo estático, dando una solución a los vecinos de Isla Teja. Dentro de las medidas para apaciguar el mal rato, se acordó elevar los brazos del puente según los requerimientos del Astillero ASENAV, para que esta empresa no se vea afectada en su labor.

Hoy en día la ciudad de Valdivia evalúa la construcción de un nuevo puente que conecte el centro de la ciudad con Isla Teja, proyecto que actualmente se está evaluando, pero que tampoco ha quedado exento de polémicas, pues para su construcción se estudia derribar un edificio considerado Patrimonio Cultural de la ciudad lo cual ha causado revuelo en los ciudadanos, nuevamente.

A continuación se presenta un video que resume el conflicto que generó el puente Cau Cau desde su concepción hasta la actualidad.

Be Sociable, Share!